El jengibre para el invierno

Con la llegada del frío, una buena forma de aportar calor a nuestro cuerpo y aliviar síntomas muy comunes de esta época, es la de incorporar jengibre en nuestro día a día.

Esta raíz favorece nuestro aparato respiratorio, combatiendo gripes y resfriados y aliviando síntomas como la fiebre, congestión y dolor articular.
Una forma ideal de tomarlo es en infusión, una cucharadita de la raíz por vaso de agua, un par de veces al día. Para incrementar sus propiedades se puede añadir el zumo de medio limón y miel a la infusión.

Otros de sus beneficios son:

– Nos aporta calor de forma rápida
– Actúa como un antibiótico natural positivo para la flora intestinal
– Tiene propiedades digestivas
– Ayuda a reducir las náuseas y el mareo
– Mejora la circulación y alivio de frío en manos y pies
– Es antiinflamatorio, ayuda a reducir el dolor de enfermedades inflamatorias
– Favorece la circulación sanguínea y reduce el colesterol en sangre

El jengibre se puede conseguir fresco o seco en polvo, y se puede consumir tanto en infusiones como para condimentar nuestros platos.

Desde el Centro de día Los Enlaces esperamos con esta información motivaros a probar este buenísimo superalimento.

jengibre-centro-mayores